¿Qué países de la Unión Europea gastaro más y menos en prestaciones sociales en 2011?

países de la Unión Europea

El Statitical Office of the European Communities (Eurostat) o la oficina europea de estadística es una de las entidades primordiales de la Comisión Europea. Con sede en Luxemburgo, Eurostat publica los datos más representativos de los 28 países miembros de la Unión Europea. Trabaja en nueve campos diferentes: estadísticas generales y regionales; economía y finanzas; población y condiciones sociales; industria, comercio y servicios; agricultura y pesca; comercio exterior; transporte; ambiente y energía. En el interior de cada una de ellas existen secciones más especializadas acorde a la temática que se desea estudiar.

El organismo europeo divulgó, en los últimos días de noviembre, los datos que destinó cada Gobierno en materia de prestaciones sociales (desempleo, jubilaciones, pensiones, subsidios de enfermedad, vivienda y medidas contra la discriminación social) durante 2011. Casi dos años más tarde (queda un mes para que termine 2013) se han difundido los porcentajes de las distintas partidas que se integran en el carácter social del lugar.

El gasto total medio de los 28 estados representa el 29,1% del PIB (Producto Interior Bruto). Dinamarca es la que más invirtió en protección social en 2011, un 34,2% de su riqueza íntegra. Le sigue Francia (33,6%); los Países Bajos (32,3%); Bélgica (30,4%); Croacia (30,2%) y Finlandia (30%). En contra, los territorios que designaron un ingreso menor a este apartado lo consagran Eslovaquia (18,2%); Bulgaria (17,7%); Lituania (17%); Rumanía (16,3%); Estonia (16,1%) y Letonia (15,1%). España se sitúa en mitad de la tabla, sin superar la cantidad media europea (26,1%) pero elevó la cifra respecto a los dos años anteriores. En 2009 la tasa se fijó al 25,4% y en 2010 el índice subió cuatro décimas (25,8%).

El dinero que se determinó para este asunto se redujo, paulatinamente, en los últimos años. El valor se situó al 29,7% en 2009. Un año más tarde disminuyó tres décimas (29,4%) y, después de que transcurriese doce meses, el porcentaje menguó, al igual que en 2010, tres décimas más (29,1%).

Del 26,1% que dedicó España en invertir en programas sociales en 2011, un 14,3% del total representa la ayuda que recibieron los individuos en materia de desempleo, liderando así la lista de esta disciplina. Bélgica (12,8%) e Irlanda (11,5%) son las otras dos zonas donde los respectivos Gobiernos contribuyen a cooperar y a auxiliar a sus ciudadanos. En el otro extremo, Alemania y Francia subvencionaron una menor proporción. Un 4,6% y un 6,6%, respectivamente. La media europea en esta sección se colocó al 5,6%. Cómo comentamos en nuestro artículo sobre los préstamos personales hace unos meses.

La protección social lo compone, como se ha mencionado anteriormente, partidas variadas. La actividad que más se benefició al poseer una financiación mayor, por parte de los Ejecutivos europeos, se destinó a las pensiones de vejez y viudedad. La media se situó al 46%. Los habitantes italianos y polacos recibieron una suma importante del valor total del PIB. Un 61% y un 58%, respectivamente. Los subsidios por enfermedad y salud percibieron una cantidad de dinero menor que la anterior (37%). Las prestaciones familiares (8%) y las ayudas por desempleo (6%) se convirtieron en las áreas con una inversión modesta.