La importancia de saber mantener una reputación online

Somos muchos los que en la actualidad navegamos por internet, por el mundo online. ¿Pero realmente somos conscientes de lo que vamos dejando a nuestro paso? Tanto si eres una empresa que trabaja en internet o una persona que maneja las redes sociales en su tiempo libre, debe tener muy en cuenta la reputación que podemos crearnos o que nos pueden crear.

¿Por qué es tan importante?

La reputación online es la que puede hacer que tu empresa venda o no, que seas una imagen pública que abucheen o que adoren.

Alfonso Alcántara, más conocido como Yoriento, suele definir este concepto como: La reputación es estar en la mente de quien tiene que encontrarte.

Controlar la reputación online en el ámbito comercial.

Es difícil controlar algo que depende principalmente del público receptor, ¿pero es posible? Si nos centramos en las imágenes comerciales, una empresa puede crear una reputación respetable en el mundo de internet, ya que ella sería el inicio y el resto la que la ayudarían a mantenerse.

Uno de los puntos más importantes para que esto sea posible es construirle una personalidad a tu marca, una personalidad con la que pueda identificarse cualquier usuario, que les de seguridad, garantía, etc. Pero en ocasiones, el público es muy exigente y solo por un error toda esa reputación y respeto que habías intentado mantener puede destruirse con tan solo una crítica negativa.

En las opiniones del público siempre suele ganar el mayor porcentaje, por lo que si tu marca continúa obteniendo mayores opiniones positivas que negativas, aún mantendrás una reputación más o menos estable. Normalmente la clave es el equilibrio. Algo muy importante en el marketing para abogados y que cada día tiene más recorrido.

Es importante mantener una motorización de las opiniones que tienen los consumidores de una marca para conocer el problema que está generando la mala reputación y actuar para remitirlo o al contrario, para conocer los puntos fuertes que los usuarios resaltan de la marca y continuar trabajando para que no decaigan y la reputación continúe en auge.

Reputación online personal.

En la época actual en la que la mayoría de las personas vivimos conectadas al mundo de internet y dejamos datos sobre nosotros sin apenas darnos cuenta, debemos tener especial cuidado si no queremos labrarnos una reputación personal que pueda ocasionarnos problemas emocionales.

Hay que tener precaución en lo que publicamos en las redes sociales de forma pública. Saber qué contar, esa es la cuestión.