Beneficios de contratar un Seguro de Vida

insurance-life

Hay situaciones en nuestra vida que no se pueden prevenir, una incapacidad o incluso el fallecimiento, y llegado ese momento podemos dejar desamparados económicamente a nuestros seres queridos. Es algo duro, y pensar en ello puede hacernos sentir pesimistas ante la vida. Pero esos accidentes ocurren, y mejor que optar por mirar hacia otro lado, es asegurar la vida de los que queremos.

¿Pero en qué consiste exactamente un Seguro de Vida?

El principal objetivo de los seguros de vida es proteger económicamente a la persona que el asegurado quiera (denominado beneficiario), de tal forma que ante una incapacidad absoluta o el fallecimiento esta persona reciba de forma íntegra una cantidad de dinero que dependerá de la póliza contratada.

Con mayor asiduidad, los seguros de vida suelen ser contratados por personas con cargas económicas como una hipoteca u otras deudas, o cargas familiares (pareja o hijos). Sin embargo, cada vez son más las personas que se interesan por las diferentes pólizas ofertadas por las compañías ya que estas se pueden combinar con planes de ahorro.

¿Qué beneficios tendré al contratar un Seguro Vida?

Estabilidad económica para el beneficiario: ante un fallecimiento o una incapacidad nada ni nadie puede paliar el dolor. Unido a esto, la situación de inestabilidad económica durante los primeros meses de adaptación puede llegar a ser importante. Con un seguro de vida, el beneficiario puede contar que ante esta circunstancia dispondrá de una estabilidad económica para que pueda centrar sus energías en cosas más importantes.

La conservación de bienes: si así lo establece en su póliza, su seguro de vida le permitirá liquidar o saldar en parte o de forma íntegra la cuantía de su hipoteca según lo contratado, y no quedarse sin vivienda ante un posible endeudamiento por falta de liquidez.

Liquidar préstamos o deudas pendientes: no solo le permitirá pagar su hipoteca, sino cualquier préstamo que tenga pendiente en el momento del fallecimiento.

Afrontar los gastos generados por la defunción: con el seguro podrá pagar los gastos generados por defunción, impuestos de herencia o cualquier trámite derivado del fallecimiento.

Creación de su propio fondo de capital: derivado de combinar su seguro de vida con un plan de ahorro o inversión, le permite acumular cantidades de dinero y poder disponer de él en cualquier momento, cuando surja cualquier eventualidad sin ser necesario el fallecimiento.

Más que nunca los seguros de vida son personalizables y ajustados a las necesidades del asegurado, por ello, antes de contratar un seguro de vida hay que calcular cual es el capital que necesitamos, para qué y durante cuánto tiempo.