Universidades de Madrid

Desde que se ha instaurado la crisis económica en nuestro país, el objetivo del Ejecutivo español es aumentar los ingresos del Estado y eliminar la quita que tiene con terceros países. Las medidas que ha instaurado en España ha afectado a los ciudadanos, en primer lugar, y después a empresas y organismos públicos como las universidades. Las facultades han sufrido una reducción en la partida de los ingresos procedentes del Gobierno estatal.

Aún así, tras la subida de las tasas universitarias a los estudiantes y la reducción en gastos primarios, como la contratación de docentes para impartir las asignaturas, o el ahorro forzado, que se ha dado en estos dos últimos años, en materia de gas o electricidad no se ha conseguido el objetivo deseado. Eliminar la deuda total y conseguir un superavit en tesorería. Lo que sí ha existido es una reducción de la obligación a pagar a proveedores.

El resultado de la deuda en las facultades madrileñas es muy dispar entre todas ellas. Hay centros educativos que poseen un deficit millonario y en el que tardarán años en cambiar la tendencia y la situación financiera. Otras entidades reflejan en los presupuestos anuales que presentan un superávit económico. Existe una variedad que, en muchos casos, tiende a ser positiva y negativa.

La primera facultad de Madrid que presenta un agujero grande en sus cuentas presupuestarias es la Universidad Complutense de Madrid. A finales del año pasado, la institución pública presentó un déficit de 143 millones de euros. Aunque, en el mes de junio, el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, afirmó que iba a destinar una ayuda de 78 millones de euros a la Universidad Complutense y a la Universidad Politécnica. Además, aún está pendiente el pago que le -debe la Comunidad de Madrid a la facultad que dirige Carrillo por perder en dos juicios. Gran parte de la deuda que debía a finales del año pasado la Universidad Complutense provenían de los proveedores, entre otros organismos y partidas.

La Universidad Politécnica se acercó en 2012 a una deuda cercana a los 30 millones de euros. Cien millones de euros menos que el déficit que tuvo la anteriormente citada. La Universidad de Alcalá ha ido aumentando el gasto cada año. En 2010 tuvo unas pérdidas de 11 millones de euros. Un año más tarde aumentaron hasta los 17 millones de euros y, a finales del año pasado, llegó a superar los 20 millones de euros. El pago a proveedores fue el máximo exponente. La Universidad Rey Juan Carlos y la Universidad Autónoma de Madrid son de las pocas facultades que, a efectos del año pasado, no tuvieron resultados negativos en las diversas partidas presupuestarias. La Universidad Carlos III de Madrid – Leganés, Getafe y Colmenarejo- previeron, el año pasado, un presupuesto positivo para 2013. Una cantidad cercana a los 500 miles de euros.

Be the first to comment on "Universidades de Madrid"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*