Televisión pública

Si analizamos el panorama actual de las televisiones autonómicas, veremos que la situación está en declive. Aunque han sido muy importantes respecto a programación, y audiencia, actualmente suponen una inversión demasiado grande.

Mirando las cifras desde hace seis años, los ingresos del conjunto de cadenas autonómicas, han disminuido mucho. Por ejemplo, en 2007 se llegó hasta los 312 millones, ingresos que han caído en 2012 hasta los 126 millones de euros.

Pero, ¿cuánto le cuesta a cada comunidad mantener una cadena pública? Cataluña hace una inversión de 225 millones al año, para mantener TV3. Cadena que por otra parte, es la que más audiencia tiene de todas. Le sigue Canal Sur, con una inversión de 118 millones de euros. ETB cuesta 105 millones. 95 la TV gallega, y 71 Telemadrid. Las que menos cuestan a los ciudadanos, son Asturias TV, 20 millones, Extremadura TV 25, y IB3, de Baleares, 31 millones de euros.

Cifras muy elevadas para los ingresos que generan, y más teniendo en cuenta, que con la caída de la audiencia de muchas de ellas, los anunciantes, han huido.

Los ingresos derivados de la publicidad en las televisiones regionales, han caído este último año un 19%. Aunque este dato por si mismo no dice nada, si lo comparamos con las cadenas privadas, supone hasta tres veces menos su facturación.

Lo cierto es que los dos grandes grupos, Mediaset y Atresmedia, se han beneficiado, y mucho, de la caída de las cadenas autonómicas. Los ingresos en 2012 para el grupo de Mediaset, han sido de 886 millones de euros, y de Atresmedia, 741.

Para este año, las cadenas autonómicas habrán costado casi 1.000 millones de euros, algo realmente insostenible para la situación que viven las cuentas públicas de cada comunidad. Por eso, muchas de ellas, han decidido llevar a cabo un ERE, entre Telemadrid y Canal 9, se han despedido cerca de 2000 personas. Con la caída de la publicidad, con una reducción del 60% desde el año 2007, es difícil su supervivencia.

Lo cierto es que mantener a una cadena de televisión, hoy en día, es caro. Supone una inversión por parte de cada comunidad, que es difícil que pueda sufragar. Pero por otra parte, cuando la televisión es de calidad, creo que es necesario tener un punto de vista, que no sea solo el de una televisión nacional. Poder ver de cerca las fiestas de tu pueblo, o que se anuncien los comercios de tu zona, es fundamental para el crecimiento económico. El problema viene cuando se aprovechan del dinero público para el enriquecimiento personal. Plantillas muy elevadas, con gente que ni aparece por la cadena. Que solamente pone la mano a final de mes, sin hacer nada a cambio. Esta lacra, existirá siempre que existan subvenciones con dinero público.

Aunque es difícil controlar que el dinero vaya a parar a buenas manos, habrá que confiar en que todavía queda gente que lucha por hacer buena televisión, y buenos contenidos.

Be the first to comment on "Televisión pública"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*