Principios contables

La contabilidad es la parte de la administración de una empresa dedicada a cuantificar las distintas áreas del negocio. Una de ellas es el inventario. El inventario recoge aquellos bienes propiedad de una empresa que tiene disponibles para comerciar. Por ejemplo, el inventario de Zara serían las prendas de ropa que almacena para su venta al público. El de una tienda de variantes los botes de aceitunas, cebollitas, y conservas varias.

Para que una empresa se haga una idea del valor que tiene su inventario debe recoger en un documento el número de productos que posee y el valor de los mismos. Para ello existen varios métodos contables. Los dos más importantes son el FIFO y el LIFO. Existe un tercer método que es el del Precio Medio Ponderado. Los métodos difieren en la forma en que entienden el mecanismo de inventario. Un inventario se compone de los productos que la empresa ha adquirido (entradas de producto) con el objetivo de transformarlos y venderlos o simplemente comercializarlos sin alterar (salidas de producto). Estos métodos cumplen la función de valorar los bienes que se encuentran en el inventario.

El método FIFO (First in, first out –en español, lo primero que entra, lo primero que sale—) entiende que las mercancías que fueron adquiridas antes son las primeras en salir del inventario. En este modelo, las mercancías que restan en el almacén después de las transacciones son valoradas según el último precio de venta (salida de productos) con lo que se contribuye a que a nivel contable el valor de estas mercancías se incremente. La explicación de esto es que al vender las primeras mercancías que entran antes, se entiende que estas se compraron a un precio más bajo que las siguientes por efecto de la inflación. Siendo las últimas adquiridas las que quedan en almacén, se las valora a todas –sin importar el momento en que se compraron—con el último precio de salida.

El LIFO (Last in, first out o lo último que entra, lo primero que sale) emplea el criterio opuesto: lo último adquirido es lo primero en ser vendido, así lo que queda en el almacén suele ser el stock más antiguo y todo lo que se contabiliza adquiere este valor.

Finalmente, el método del Precio Medio Ponderado contabiliza el valor de los ítems en inventario de acuerdo a la media de precios de entrada de los distintos lotes de productos. El término ponderado implica que no siempre entran lotes iguales de producto, y por ello es necesario ajustar el precio medio de los lotes en función de cuántos ítems componían el lote al ser adquirido por la empresa. Es fundamental para una empresa el llevar al día la contabilidad de stocks para poder saber en qué situación se encuentran sus almacenes y si estos pueden hacer frente a los pedidos o es necesario reaprovisionarlos.

Be the first to comment on "Principios contables"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*