Pisos baratos de alquiler

La crisis económica no ha dejado títere con cabeza, pero ha sido particularmente cruel con el sector inmobiliario y con los propietarios de viviendas: el precio del suelo se ha hundido (vale, aún no hemos tocado fondo, como la ciudad de Detroit, en Estados Unidos, donde se venden grandes chalés por un dólar), los bancos han cerrado el grifo de las concesiones de hipotecas y cada día se pone de patitas en la calle a cientos de españoles (se calcula que a uno cada quince minutos).

La actual coyuntura ha dejado claro que algo no funciona en el mercado español, en el que el peso del alquiler es ínfimo en comparación con el que tiene en el resto de estados de la Unión Europea: en nuestro país más del 80 por ciento de la gente paga una hipoteca, frente al 60 por ciento de Francia, el 50 por ciento de Holanda o el 40 por ciento de Alemania. En este desequilibrio probablemente hayan influido la ausencia de subvenciones al alquiler y la falta de una ley de garantías para los arrendadores.

En la época de las vacas gordas muchos ciudadanos compraron viviendas como si se tratase de una inversión. Hoy, tras el pinchazo de la burbuja, esas casas valen menos que cuando fueron adquiridas, por lo que no resulta rentable ni venderlas ni alquilarlas, así que acaban formando parte del tremendo stock de inmuebles vacíos español (3,5 millones).

En este contexto ha surgido una oportunidad de negocio para aquellos que pueden permitirse el lujo de invertir: la compra de pisos para alquilarlos a buen precio. Se trata de una opción atractiva porque:

  • Los precios del suelo se han derrumbado, por lo que nos encontramos en un buen momento para comprar (insistimos: siempre y cuando el bolsillo nos lo permita).
  • La gente tiene poco acceso al crédito, lo que significa que a la mayoría no le queda más remedio que buscar un alquiler.
  • El precio de los alquileres no ha bajado. De hecho, subió casi un uno por ciento en 2011 y un 0,1 por ciento en 2012.
  • La rentabilidad media de comprar una casa para alquilarla es de aproximadamente el cuatro por ciento.

Eso sí, antes de lanzarse a la aventura, un consejo para acertar: las zonas humildes son las más adecuadas para comprar y alquilar, ya que son las más baratas para lo primero y las que más demanda tienen para lo segundo.

Be the first to comment on "Pisos baratos de alquiler"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*