Paro en España

Las estadísticas son alarmantes en España. Mientras que unas potencias de la Unión Europea reflejan datos decentes y positivos como Alemania, Suecia, Francia o Gran Bretaña, entre otros muchos, hay varios estados miembros, que conforman el grupo europeo, que tienen que hacer frente a números y datos negativos. Grecia, Portugal, Italia o España son algunos territorios donde la crisis económica ha multiplicado las ayudas que realmente necesitan manifestando las carencias que poseían, respecto a las mencionadas anteriormente.

Los análisis de los índices de desempleados de las cuatro primeras potencias mundiales son muy diferentes a las otras cuatro que aparecen después. La tasa de paro de Alemania es muy bajo respecto a la de Grecia, o la el número de inactivos que existe en Suecia poco tiene que ver con el total que conserva España. El comportamiento varía mucho entre una zona y otra. Depende de donde uno se sitúe.

En los primeros días de cada mes, todos los ciudadanos que viven en España, leen en los periódicos (impresos o digitales), escuchan los boletines de la radio o visualizan las noticias de los telediarios se informarán si ha habido un aumento o una reducción del número de parados en el mes anterior. Por ejemplo, en la primera semana de noviembre salió publicado, en todos los medios de comunicación, la nueva tasa de desempleo haciendo referencia al mes anterior. En este caso, octubre. El nuevo dato lo divulgó el Ministerio de Trabajo pero la investigación y el estudio lo desarrolló los Servicios Públicos de Empleo (SEPE), antiguamente designado como INEM (Instituto Nacional de Empleo). La difusión de los informes del SEPE se revelan cada mes.

Pero, no es el único instrumento que sirve para analizar el número de desempleados en España. Existe un segundo indicador, la Encuesta de la Población Activa (EPA). A diferencia de la otra herramienta, el informe que desarrolla la EPA es trimestral. En marzo, junio, septiembre y diciembre se presentan los datos de la entidad.

Tanto el SEPE como la EPA son los dos índices que miden la situación social y económica del pais. Pero, entre ambos hay importantes diferencias determinando cual de ambos es más fiable. En los meses de marzo, junio, septiembre y diciembre se publican los datos de los dos indicadores y, en muchas ocasiones, muestra una diferencia sustancial entre las cifras que presenta el SEPE y la EPA. En el último análisis que se manifestó entre ambos (para los datos de septiembre), hubo una desigualdad de casi 1.200.000 personas (1.180.345). El número de parados total que propagó el SEPE en septiembre fue de 4.724.355 personas, mientras que el resultado de la EPA difiere en un porcentaje alto, 5.904.700 miembros.

¿Cuál es la diferencia entre una herramienta y otra?¿Qué datos son más fiables? En teoría, la Encuesta de la Población Activa tiene un reconocimiento y un prestigio mayor respecto al SEPE. Además, los datos que ofrece la EPA son contrastados y analizados por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La EPA es un proceso homogéneo y estandarizado que se elabora en todos los países de la Unión Europea. Es una encuesta realizada a 60.000 personas (hace unos años eran 65.000) que se confecciona a través de dos vías: telefónicamente o físicamente en la oficina. La EPA considera una persona desempleada en los siguientes casos. Uno, un ciudadano que está en paro, pero tiene la necesidad de trabajar y, por ello, está rastreando el mercado en busca de una oportunidad laboral. Dos, los individuos que tienen más de 16 años y cumplen los criterios de no tener un trabajo bien, en una empresa, o bien, de forma propia, una semana antes de completar la entrevista (con la EPA), tantear el mercado laboral un mes antes de la encuesta y estar libre para producir dos semanas después. Tres, las personas que poseen menos de 74 años, también participan en la encuesta.

Las personas que responden a las cuestiones que les plantea la EPA, en muchas ocasiones, no se incorporan en el SEPE. Este rasgo puede variar al final de mes el número de parados. Además, excluye a los miembros que en la EPA sí se integran. Los jóvenes que están buscando el primer empleo, que siguen estudiando o los trabajadores que reciben un subsidio o están apuntado a los cursos de formación. Este grupo, el SEPE no los tiene en cuenta. La EPA tiene el beneplácito de Eurostat, el indicador más importante de Europa. Los analistas y profesionales otorgan una importancia mayor a la Encuesta de la Población Activa que al Servicio Público de Empleo.

Be the first to comment on "Paro en España"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*