Negocios chinos

Cada vez es más común ir andando por la calle y ver un nuevo negocio abierto. Pero no es un negocio cualquiera: es una tienda de chinos.

Se trata de negocios en los que uno puede encontrar de todo, desde un llavero hasta ropa interior. Nos venden cualquier tipo de producto, incluso bebidas frías y pan, y tienen un horario de apertura muy amplio. Puede ser interesante leer nuestro artículo de cada vez más jóvenes quieren emprender. Trabajos en épocas de crisis para comprender esta situación.

No es difícil llegar tarde de trabajar, ver que todos los negocios de nuestro barrio están cerrados y que haya un chino abierto. De hecho, lo está desde bien temprano, y lo más probable es que no cierre hasta altas horas de la madrugada.

La constancia y el esfuerzo son las claves de su éxito. Trabajan de sol a sol, generalmente en familia, y no cesan de vender en el país que sea. También es cierto que los productos que traen a nuestro país no les cuestan mucho dinero. La mano de obra en china es baratísima. Producen grandes volúmenes de productos y los importan a España y al resto de países del mundo.

Su cultura los ha educado así. Trabajar, trabajar y trabajar. Por eso escribimos el artículo ¿Es un buen negocio que las empresas españolas viajen a países como China, Tailandia o Brasil y abran allí negocios? No creo que disfruten de vida social, sino más bien que viven para el trabajo. Da la impresión de que no tienen otra cosa en mente. Con una doctrina como el comunismo, no es extraño pensar que están educados desde hace muchos años para trabajar juntos, en comunidad.

Para un español es complicado entender este modo de vida. No quiero decir que no nos guste trabajar, no es así, pero tenemos muchas más cosas que hacer. Nos gusta tener vida social y relacionarnos con otras personas, tomando una caña o simplemente dando un paseo. Los chinos, sin embargo, no dejan nunca de trabajar. Es una cultura totalmente respetable, pero creo que el ser humano necesita distraerse de vez en cuando.

También puedes leerel artículo de Hong Kong: el paraíso capitalista de la China comunista

Por lo tanto, pienso que son su empeño, su esfuerzo y su dedicación lo que les convierte en grandes empresarios y mejores trabajadores. Montar un negocio no es fácil, pero ellos tienen claro qué quieren vender y rápidamente abren una tienda o un restaurante chino. A partir de ahí, trabajar duro es su máxima, y la cumplen a rajatabla. Supongo que renunciar a tener más vida aparte del trabajo también es clave a la hora de triunfar con un negocio. Su mentalidad les permite dedicarse plenamente a su trabajo y así viven.

Es curioso cómo hay distintas maneras de ocuparse de un negocio. Aunque el empresario lo que quiere siempre es vender y obtener beneficios, según la cultura que uno tenga lo hace de una manera o de otra.

Be the first to comment on "Negocios chinos"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*