Mejores películas

Estilos de liderazgo, tomas de decisiones, comportamientos humanos y, sobre todo, la posibilidad de observar la verdadera personalidad, la intimidad de los personajes. Frente a los documentales o los informativos, las películas intentan recrear sucesos y personajes de la realidad proveyéndoles de múltiples aristas que pueden acercar al público a la comprensión de cómo y porqué tomaron determinadas decisiones.

El mundo de la economía y el financiero siempre han sido un buen escenario para situar tramas que, con mayores o menores visos de realidad, son capaces de inspirar desde los altos directivos hasta las personas de a pie. Entre ellas, una de las más aclamadas desde su estreno a finales de la década de los ochenta es “Wall Street”, dirigida por Oliver Stone. Film en el que se pone en cuestión cuáles son los límites de la ética en el mundo de los negocios, enfrentando al joven que desea actuar de forma honesta y al viejo “tiburón” de los negocios para el que todo vale con tal de conseguir su objetivo.

No menos interesante es “Up in the air”, de Jason Reitman, donde George Clooney interprerta a un ejecutivo que viaja por todo el mundo para despedir a trabajadores de empresas multinacionales. Frente a un método de gestión tradicional, se encuentran las nuevas formas, que surgen cuando una mujer empieza a trabajar en su departamento y pretende utilizar videoconferencias para realizar los despidos.

Documentando un caso real se encuentra “Barbarians at the Gate”, de Glenn Jordan. La película recrea los sucesos que llevaron la compra de RJR Nabisco, donde se combinan diferentes personalidades dominadas por la ambición de poder y la codicia, los grandes egos y las cuestiones éticas. También sobre la compra de una empresa, aunque, en esta ocasión, realizada de manera fraudulenta versa “Other people’s money”, dirigida por Norman Jewison. A lo largo del metraje, se produce el enfrentamiento entre los propietarios y el comprador por visualizar cuál debe ser el rumbo que debe tomar la empresa.

Para los emprendedores o aquellos que inician sus trayectorias profesionales, nada mejor que visualizar “Tucker” y “The Quiz Show”. La primera, dirigida por Francis Ford Coppola, y subtitulada en español como “un hombre y su sueño”, cuenta la obsesión y lucha de Preston Tucker por introducirse en la industria automovilística americana. Para ello, diseño un automóvil al que bautizó como “Torpedo, el auto del futuro” y del cual, contra viento y marea, sólo se pudieron producir poco más de cincuenta unidades. El vehículo no tuvo éxito, pero introdujo muchos adelantos técnicos que, aún hoy, se utilizan en los coches. Por su parte, en “The Quiz Show”, Robert Redford recrea un caso real de corrupción en un concurso televisivo y cómo las decisiones que se toman al principio de la carrera profesional pueden condicionar el resto de la misma.

Y aunque no menos emprendedor se muestra Tom Cruise en “Risky Business”, nada mejor que finalizar con la que es considerada como una de las diez mejores películas de la historia: “Ciudadano Kane”. Dirigida por Orson Welles en 1941, permite acercarse a la personalidad del personaje a través de quienes le conocieron, pero siempre dejando en el ánimo del espectador un cierto poso de que el éxito empresarial llega acompañado de una inevitable soledad.

Be the first to comment on "Mejores películas"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*