Manuel Jove

La crisis económica ha pegado muy fuerte en el sector inmobiliario y se notado en todos los aspectos. Primero, en las ventas de las viviendas. Ha caído a números y cifras que poca gente se esperaba. Segundo, junto con las ventas, el precio de las viviendas empezó a bajar hace unos años llegando descender hasta un 30%, en gran parte, como consecuencia de la especulación que ha habido detrás de estos bienes y activos por parte gobiernos, entidades financieras y particulares.

Detrás de este sector hay millones de usuarios y ciudadanos que desean independizarse y tener su propia vivienda, pero actualmente es muy complicado dar el paso debido a la situación económica que vive el país. Por una parte cada mes hay más gente en el paro, por desgracia, y son incapaces de poder pagar una hipoteca, por lo que tienen que vivir de alquiler, o bien, volver a casa de los padres. Y, sin embargo, en la actualidad es más fácil adquirir una vivienda que hace diez años debido a la bajada de los precios, también ocasionada por la escasez de demanda y porque no son pocas las viviendas puestas a la venta por los bancos para deshacerse de ellas.

Uno de los empresarios más importante en el sector inmobiliario de España se llama Manuel Jove. Estuvo dirigiendo durante bastante tiempo la empresa Fadesa. La compañía inmobiliaria más grande de España. Tanto Jove como el banquero cántabro del Santander, Emilio Botín, o el director de la cadena de supermercados Mercadona, Juan Roig, tienen algo en común. Y no consiste en que han triunfado en España en sus respectivos negocios que, además, son muy dispares entre unos y otros (banca, supermercados y sector inmobiliario), sino que empezaron a trabajar desde muy jóvenes en una empresa familiar y muy afín al negocio que en el que ellos, en una fase de la vida más adulta y madura, han conseguido tener el éxito.

Manuel Jove fue un empresario que trabajó duro para llegar a ser feliz en la vida. Gallego de corazón y carpintero de vocación tuvo que emplearse a fondo en sus momentos más duros personalmente. Comenzó a aprender el negocio ayudando a su padre como carpintero de la construcción. Inició el camino que le llevaría al éxito unas décadas más tarde. Pero, como toda persona que llega lejos en esta vida, se levantó en los momentos más duros. Empezó un negocio siendo muy joven pero, la falta de experiencia y otros motivos hicieron que el primer paso emprendedor de Jove fracasara en su intento. Lo pasó muy mal.

Años más tarde, volvió a abrir un nuevo negocio y, como en el pasado, en el mismo sector. Una empresa que se dedicaría a construir todo tipo de edificios. Volvió a fracasar en su intento de abrir un negocio y de emprender hasta que, a la tercera, fue la vencida. A principios de los años noventa, fundó junto con otros tres socios la empresa Fadese. Meses más tarde, compró el negocio al 100% y pasó a llamarse Fadesa. Un empresario que triunfó gracias a su ‘cabezonaría’ de no tirar la toalla nunca en su vida. A mediados del año 2000 vendió Fadesa a otro empresario por motivos personales.

Be the first to comment on "Manuel Jove"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*