Ganar dinero con encuestas

Internet se está convirtiendo en un entorno en el cuál se puede ganar dinero desde casa. Uno de los “trabajos” que con un poco de dedicación pueden reportar un dinerillo extra es el de contestar encuestas. Es la versión actual de audímetros de televisión que algunos tenían en casa. A cambio de que una empresa te colocase el aparato para ver qué programas veías, cuándo y durante cuánto tiempo te compensaban de alguna manera: regalos, viajes u otro tipo de recompensas.

La dinámica es la misma, pero vamos a explicarla un poco más. ¿Por qué se hacen encuestas? La información que se obtiene en las encuestas es de tipo estadístico, es decir, tomando a un grupo reducido de personas se pretenden descubrir tendencias generales aplicables a toda la población. Por ejemplo, a un grupo de 3.000 personas se le plantea a quiénes les gusta determinada marca. Si el grupo está bien seleccionado y es representativo de toda la población, los analistas extraen conclusiones como que a determinado tipo de personas les gusta más una marca u otra, un tipo de publicidad u otra, o están dispuestas a pagar un precio más elevado por el mismo producto que otro grupo de gente.

Por esto, lo primero que haremos a la hora de registrarnos para hacer una encuesta online será crear un perfil para que los encuestadores solo nos remitan los cuestionarios en los que encajemos.

Pero, ¿por qué me van a pagar si hay gente que hace encuestas telefónicas o a pie de calle y no reciben nada? Las técnicas de encuesta a pie de calle o telefónicas son bastante intrusivas y no son baratas. No todo el mundo quiere colaborar de balde. Necesitas líneas telefónicas, encuestadores… es decir, facturas y salarios que la empresa tiene que pagar. Al realizar una encuesta online la empresa solo necesita ordenadores con conexión a internet y a sus expertos en estudios de mercado para redactar la encuesta y analizarla, lo que reduce los costes. Pero nadie va a entrar en internet a rellenar una encuesta de forma gratuita. Así que hay que incentivar al encuestado.

Las compensaciones por contestar encuestas varían de unas a otras, y pueden ser en dinero o en forma de vales descuento, regalos u otro tipo de retribuciones. Hay que intentar buscar páginas que estén gestionadas por empresas que nos den confianza. La manera de hacer esto es intentar buscar sellos de calidad que verifiquen, por ejemplo, la fiabilidad del sistema de pago (paypal o similares).

Es importante leerse las cláusulas de privacidad ya que vamos a dar datos personales que estarán en poder de compañías. Una empresa que se preocupe por ofrecer una buena política de protección de datos será una empresa de la que, en principio, nos podemos fiar. Otra indicación de si la página es de fiar es tanto el diseño como la abundancia de información. Una empresa digna de confianza se esforzará por aclararnos cualquier duda y presentarnos una página web cuidada y bien diseñada.

Y ahora, ¿cómo hago para encontrar los sitios web en que me pagarán por contestar encuestas? En principio una búsqueda en cualquier browser debería ya darte algunos resultados, pero puedes acceder directamente a directorios de sitios web que pagan por responder encuestas. Algunos de ellos son: freepaidsurveys.net (en inglés) o Toluna.es (en español).

Sin embargo, para el ser humano medio contestar encuestas online solo puede ser una fuente supletoria de ingresos. En general, por cada encuesta la retribución va de unos 10 a 15 euros. Además hay que dedicarle un rato, de media 30 a 45 minutos. Y nuestro perfil puede no encajar en el de los encuestados que se buscan. En última instancia, puede ser que no encontremos encuestas pagadas y que vayamos acumulando regalos en lugar de dinero. La media de ingresos mensuales por realizar este tipo de actividad es de unos 100 euros, pero desde luego no debe ser tu actividad económica principal.

Be the first to comment on "Ganar dinero con encuestas"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*