Encontrar trabajo

Los tiempos cambian y la forma de buscar trabajo también. Hace años bastaba con entregarle el curriculum a la persona encargada de cualquier establecimiento y a los días recibíamos una llamada para hacer una entrevista. Entonces llegaron las nuevas tecnologías y lo cambiaron todo. A partir de ese momento, todas las empresas crearon su página web y a través de ésta, los interesados podían enviar sus datos para conseguir empleo.

Además se crearon cientos de páginas para publicar ofertas o demandar puestos de trabajo. La realidad es que todo ha vuelto a cambiar. Ahora, cuando a alguien que está buscando trabajo le dicen que no aceptan su curriculum en mano y que debe enviarlo por Internet, le hunden.

La situación laboral de nuestro país no está para tirar cohetes. Hay más de 4 millones de parados y esta cifra solo está disminuyendo de una manera demasiado lenta. Ante este panorama tan poco alentador miles de personas salen todos los días a la calle a buscar trabajo. Imprimen cientos de curriculums y los entregan, aquellos que les acepten, en cada empresa o negocio por el que pasen. La frustración ante la nula respuesta está tocando fondo. Y es que, no hay nada pero que estar desocupado, sin dinero y sin recibir una sola oferta de empleo. Es desolador sentirse fuera de la circulación, pero ánimo porque no es nada personal, es solo que no hay trabajo para nadie.

La esperanza es lo último que se pierde, así lo dice un dicho muy conocido. Por este motivo, hay que empezar a plantearse si el problema se encuentra en el modo en el que buscamos trabajo. Inscribirse por Internet es una buena salida, pero hay ocasiones en las que esto no vale para nada. Las empresas tienen una base de datos, pero es tal el volumen de recogida de curriculums que no le hacen caso a ninguno. Por eso, creo que es importante cambiar estas rutinas.

Aunque no hay que dejar de lado todas las vías posibles, el mejor consejo para ir a buscar trabajo es ir directamente a la empresa en cuestión. El desempleado debe presentarse allí personalmente, siempre bien vestido porque nunca se sabe quién le va a atender. Una vez allí, se debe pedir por la persona encargada de los recursos humanos de la empresa y entregarle a ésta el CV.

Es cierto que Internet nos ha beneficiado positivamente en numerosas actividades. Buscar trabajo es una de ellas, pero ha llegado a un punto en el que se vuelve a valorar la presencia personal. Por eso, cuando alguien quiera obtener un puesto de trabajo deberá entregar en mano su curriculum y a poder ser, hablar con la persona encargada de la contratación de personal. De esta forma, nos estarán viendo y podrán valorarnos en persona si cumplimos los requisitos para este puesto.

Habrá empresas en las que nos dirán que solo aceptan el curriculum por Internet, y lo enviaremos de todas formas. Aunque me parece que lo que no quieren es acumular más papeles porque en ese momento no están buscando a nadie. Sin embargo, si perseveramos en nuestra actividad, encontraremos un puesto de trabajo muy pronto.

Be the first to comment on "Encontrar trabajo"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*