El paro en España en las épocas navideñas

Los meses de noviembre y diciembre de cualquier año provocan que haya una cierta proximidad, y más cercana cada día que pasa, a las fechas navideñas.

desempleo navidad

El mes de diciembre ha comenzado, positivamente, para el Gobierno español debido a la reducción que ha habido en el índice del paro registrado en 2.475 personas situándose, el dato oficial del Servicio Público de Empleo Estatal (el antiguo INEM), en 4.808.908 desempleados. Es la primera vez en 17 años (el comienzo del análisis de la serie histórica) que el paro disminuye en el undécimo mes. En contra, los afiliados a la Seguridad Social ha bajado la cifra en 66.829 personas (el menor descenso desde 2010) y la cifra de contratos indefinidos han menguado respecto a octubre.

Los meses de noviembre y diciembre de cualquier año provocan que haya una cierta proximidad, y más cercana cada día que pasa, a las fechas navideñas. Muchas empresas demandan personal durante este período de sesenta días para ejecutar tareas dentro de sus instalaciones. Ésta ha podido ser una razón justificada del descenso del paro registrado en noviembre, entre otros factores que pueden emerger. Pero, ¿debido a la cercanía de unos momentos tan especiales y familiares, ha existido un debilitamiento (aumento) o un fortalecimiento (disminución) en el último lustro en el índice de paro en estos dos meses?

En 2008, hubo una subida en el número de personas que perdieron su trabajo durante todo el año. La tasa se situó en enero al 9%. En diciembre, el valor se incrementó casi cinco puntos (14,9%). La senda del crecimiento reflejó una trayectoria de menos a más, convirtiendo el último trimestre del año en el más negativo de los tres existentes. El índice en octubre se fijó al 13,2%, pues bien, treinta días después subió casi un punto (14%). La cifra aumentó, en el total, una décima más en diciembre (14,9%). La suma varió, negativamente, en 1,7% (noviembre y diciembre). El paro no bajó en este período sino todo lo contrario.

El comportamiento de la inactividad en 2009 siguió elevando la cifra de ciudadanos. El porcentaje en enero de este año se estableció al 15,9%. Doce meses más tarde, la tasa ascendió hasta situarse al 19,2%. La proporción (aunque es mayor el porcentaje en 2009) de los individuos que se inscribieron en el Servicio Público Estatal de Empleo menguó en más de un punto respecto a 2008. El índice creció una décima en noviembre (del 18,9% al 19%) y en diciembre subió dos décimas; 19,2%. En los dos últimos meses aumentó 0,3% frente al 1,7% del año anterior.

El itinerario en 2010 se asemeja a 2008 y 2009. Los datos arrojaron un progreso negativo en la tasa de desempleo, del 19,2% (enero) al 20,5% (diciembre). Es el mejor año si se compara con los otros dos en la proporción de aumento en los meses de noviembre y diciembre. La cifra se congeló durante esta etapa. Y, es más, octubre, también, presentó el mismo valor; 20,5%. Un trimestre que no hubo bajadas, pero tampoco subidas importantes.

La situación empeoró en 2011. El número de parados siguió elevándose. En enero, el indicador comenzó al 20,6% y finalizó en diciembre con una progresión de casi tres puntos (2,6% de más). El año lo cerró al 23,2%. Entre los dos últimos meses hubo un incremento de cinco décimas. La tasa en noviembre fue del 23% (22,7% en octubre). Se convirtió en el segundo peor año.

El año pasado el panorama mejoró respecto a 2011 pero la proporción siguió siendo negativa. Con un empeoramiento de dos décimas entre el período a analizar. El índice en noviembre y diciembre se afianzó y se mantuvo durante estos dos meses (26,2%). El inconveniente se encuentra en la ascensión de dos décimas en la tasa de paro octubre a noviembre.

La conclusión de este breve análisis es, tal y como demuestran los datos, las fechas navideñas no es una época donde el paro disminuya durante los últimos cinco años. Es verdad que ha existido etapas donde la tasa ha crecido, mínimamente, si se compara con el resto de los meses del año (excepto en 2008) y, es más, hasta el indicador se ha congeló en 2010. 2013, parece ser, que va a ser el primer año, por el momento, que baje la tasa de desempleo en Navidades (por el dato del mes de noviembre).