El Índice de Comercio al Por Menor: Qué analiza y cómo han sido los últimos resultados

El comercio minorista es el último paso al que tiene que hacer frente una empresa.

Las fechas navideñas se acercan y, en los próximas semanas, serán días de comidas y cenas abusivas en familia o entre amigos. Entre compañeros de trabajo o regresos inesperados de viejas amistades. Es una época donde se intenta reunir el mayor número posible de personas. Es un período donde los grandes almacenes y los pequeños locales contemplan y esperan un aumento de ventas. Y, no solo en el tema culinario existe este incremento. Joyerías, perfumerías, jugueterías, tiendas que venden piezas de ropa y marroquinería, espacios con productos tecnológicos (smarthphones, tabletas, ordenadores, videoconsolas, cámaras de fotos o de vídeos, entre otros artículos) son algunos ejemplos de mercados minoristas donde apreciarán una paulatina subida, a medida que se vayan acercando los días festivos.

El comercio minorista es el último paso al que tiene que hacer frente una empresa. Después de un amplio proceso en la elaboración del producto, la venta de éste al consumidor es la finalización de una fase compleja. La venta de un artículo a un individuo se puede ejecutar de varias maneras. Una de las técnicas más usadas, donde un demandante obtiene un bien que desea, es a través del comerio tradicional. Acudir a una pequeña tienda donde el comprador entregará a un vendedor el dinero necesario para adquirir el artículo. Otro método, es conseguir la mercancía a través de los canales de las grandes superficies o, a través de Internet. En los últimos años se ha desarrollado y ha evolucionado ésta última opción. Cada año es utilizado por más usuarios con el fin de lograr el artículo sin tener que moverse de casa o del trabajo. Hay más alternativas pero estas tres son las que poseen un porcentaje mayor.

Pues bien, según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística, el índice de comercio al por menor (ICM), o lo que es lo mismo, la tasa del comercio minorista ha disminuido en más de dos puntos en el mes de octubre respecto a septiembre. Volviendo a estar por debajo de cero. El indicador en el noveno mes fue de 2.1 %, treinta días más tarde, el consumo de los ciudadanos españoles ha caído hasta llegar a -0.5 %. Aunque el valor haya sido negativo, octubre ha sido el segundo mejor mes del año (a excepción de los meses de noviembre y diciembre que no se saben los datos). Septiembre fue el que obtuvo el mejor porcentaje de lo que lleva de año. Alcanzó, por primera vez un valor positivo, después de ir lastrando más de 23 meses graves y sucesivas pérdidas.

El dato que recoge el ICM para el mes de octubre es, también, positivo respecto al mismo mes del año pasado. El índice marcó en el décimo mes de 2012 un porcentaje negativo (-10.4%). 365 días más tarde, la variación se redujo casi al cien por cien reflejando un dato casi nulo (-0.6%). Las Comunidades Autónomas que han sufrido un incremento positivo en sus ventas en octubre de 2013 en el mercado minorista han sido Islas Baleares (8.1%); Melilla (4.7%); Canarias (4.6%); Comunidad Foral de Navarra (3.8%); La Rioja (1.3%); Galicia (0.8%); Comunidad Valenciana y Ceuta (0.7%). En contra, País Vasco (-3.2%); Murcia (-2.5%); Castilla y León (-2.3%); Extremadura (-1.8%); Catalunya y Andalucía (-1.6%) son las regiones que poseen un dato negativo.