Economía de Francia

Francia es uno de los países más solventes de la Unión Europea. Así lo demuetra en los datos económicos que muestra al resto del mundo. Una tasa de paro decente si se compara con otras potencias europea. El país esta creciendo económicamente si se analiza el valor del Producto Interior Bruto – PIB- gracias al aumento en la producción de bienes y servicios. Posee uno de los salarios mínimos interprofesionales más altos de toda Europa.

En otras palabras, el territorio galo sería un buen lugar para empezar a trabajar desde joven, pero depende también de la zona con la que uno lo mire. Posiblemente, un ciudadano alemán no desee viajar a Francia, pero sí uno que esté viviendo en España – las condiciones son desiguales-. Además, la cercanía entre ambos países es un factor positivo para la emigración de los habitantes españoles.

El Producto Interior Bruto de Francia en los últimos años no ha sido el que hubiera deseado Sarkozy hace unos años, u Hollande en la actualidad. El índice ha reflejado en los últimos años comportamientos muy diferentes y crecimientos muy pequeños. En la última década, el valor más alto del PIB data de 2004 y 2006 – 2.5 %-. El valor más bajo tuvo lugar en 2009 (-3.1 %). El territorio galo decreció más de un tres por ciento. No siendo el único año que no creció.

En 2008, el PIB reflejó una décima negativa (-0.1 %). En 2010 hasta la actualidad, Francia ha crecido, pero poco. El Producto Interior Bruto reflejó en 2010 un aumento de 1.7 %, al año siguiente el porcentaje incrementó en tres décimas – 2.0 %- y en 2012 perdió todo lo que recuperó en dos años. La economía gala no creció, pero tampoco decreció. El índice reflejó un valor nulo. A lo largo del 2013, el valor del país ha variado mucho. De estar a (-0.5 %) en el primer trimestre del año a aumentar la riqueza en dos décimas porcentuales en el tercer trimestre – 0.2 %-, explica un aumento casi nulo.

Los ingresos medios de los trabajadores franceses han sufrido pequeños aumento porcentuales todos los años, salvo en 2009 que hubo una reducción de un 2.7 %. La tasa del Producto Interior Bruto per cápita sufrió en 2007 la mayor subida de la última década – 4.2 %-. Desde el año 2010 hasta el segundo trimetre del 2013, el salario medio ha ido incrementándose en pequeñas cantidades. Un 2.1% hace tres años; un aumento del 2.7 % en 2011 y un incremento del 1.3 % a finales del año pasado. O lo que es lo mismo, un operario galo percibió en 2010 un sueldo medio anual de 31.100 euros. Trescientos euros más que en 2011. En los primeros trimestres de este año, la variación ha subido en 1.3 % en los primeros tres meses y un 2.6 % en el período de abril, mayo y junio.

El Fondo Monetario Internacional – FMI- preveé que el PIB anual y el PIB per cápita crecerá en los próximos años, pero a un ritmo menor de lo esperado. A finales de 2013, estima que el Producto Interior Bruto llegue a superar tímidamente el valor 0 – 0.33 %-. En 2014 estará más cerca del 1 %. Los ingresos medios de los trabajadores galos seguirán aumentando pero reduciendo la cantidad.

Be the first to comment on "Economía de Francia"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*