Desigualdad de género

Un informe elaborado por la empresa norteamericana y especializada en las áreas de recursos humanos y consultoría, Randstad, publicó en la segunda semana de diciembre un artículo sobre el salario que perciben las mujeres en los puestos de trabajo en varios sectores profesionales y estando presentes en cargos importantes (medios – altos).

Antes de explicar y desarrollar las conclusiones del mismo, es curioso la reseña que divulgó la compañía estadounidense. Según el Estudio Internacional Randstad Workmonitor difundió un dato que contrasta con el ingreso económico que recibe la fémina a final de cada mes por la actividad laboral que realiza.

El análisis refleja una defensa del ciudadano español respecto a la temática de una mejor preparación en el sector de las mujeres que en el de los hombres para optar a un puesto de trabajo. Se encuestó a los habitantes de treinta territorios distintos y España lidera la lista con un porcentaje elevado (56,5 por ciento) mientras que la media internacional se fijó al 40 por ciento. Una diferencia sustancial de casi veinte puntos.

En muchas ocasiones, en la vida se suele afirmar que para realizar una actividad práctica se tiene que aprender, previamente, la teoría para desarrollarlo posteriormente. En ocasiones, se reconoce que no sirve para mucho la definición que se aprende, mucho más, a través de la realización de la tarea a ejercer. Pues bien, esto se puede extrapolar a la información que presenta Randstad. La teoría ofrece un dato que difiere mucho de la realidad. Los entrevistados concluyeron que las empleadas femeninas deben de cobrar más que los trabajadores varones por la formación que poseen.

El estudio que confeccionó Randstad Professionals hace unos días, concluyó que el negocio del transporte y de la logística se convirtió en el sector donde existe una diferencia mayor en el salario medio anual entre un hombre y una fémina que ocupa un empleo importante dentro de una entidad privada. El informe prevé que un hombre que ocupe un cargo de responsabilidad en este mercado cobrará una cantidad de 40.837 euros mientras que una mujer percibirá un ingreso menor, 29.425 euros por efectuar la misma función.

La banca es la segunda área laboral donde existe una mayor desigualdad salarial. La nómina media anual de un empleado se fija en los 46.587 euros frente a los 34.889 euros que recibe una asalariada. El tercer campo, al igual que el anterior, opera en el sector económico. El campo de las finanzas refleja una divergencia notable. Un empleado contratado obtiene un ingreso medio anual de 44.557 euros, mientras que una trabajadora que ejecute la misma actividad se embolsa una suma total de 34.744 euros.

Las ingenierías, también, discriminan, pero en menor medida, a las mujeres. La diferencia se reduce en una gran proporción si se compara con los otros mercados. La cuantía que cobra un varón de media se fija en 37.130 euros frente los 32.034 euros que recauda una mujer.

Los sectores que presentan unos resultados no muy desajustados en las partidas salariales entre los varones y las féminas según el estudio de Randstad se encuentran en los siguientes negocios: Informática (el asalariado recibe un ingreso de 34.626 euros frente a los 34.303 euros de una empleada); Retail (33.327 euros y 32.406 euros); Salud y Farmacia (36.480 euros y 35.043 euros) y Ventas con Marketing (37.605 euros y 36.449 euros).

Be the first to comment on "Desigualdad de género"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*