Cómo crear una empresa

Uno de los motores principales para reactivar y animar la economía de un territorio en concreto es el impulso a crear entidades privadas que cumplan y ofrezcan dos requisitos imprescindibles.

El primero, y el más importante, consiste en el producto que vaya a elaborar y a presentar a un determinado consumidor. Dicho de otra manera, la inauguración de una nueva empresa reside en la confección de un artículo para que el público lo adquiera y ésta obtenga un nivel rentable de beneficios.

Esta actividad promueve, en cierta parte, al funcionamiento de la economía de un país. Un compañía produce y una persona compra. El dinero está en movimiento y, por lo tanto, genera un efecto de una dimensión variada.

El segundo factor, y no menos imprescindible al anterior, es la creación de empleo que provoca cuando surge un grupo en el que, o bien ha decidido comenzar desde cero su andadura profesional, o bien ha expandido su negocio y ha determinado abrir un número limitado de factorías para aumentar sus activos.

Esta consecuencia, también, tiene un efecto notorio en la economía de un lugar. Cuando existe un incremento en la contratación de personal, esto conlleva a una disminución en el número de parados y, al igual que antes, a una reactivación de la economía.

El panorama que ha habido en España, durante todo 2013, respecto a la creación e innovación de nuevas empresas ha presentado una leve mejoría frente al año pasado.

Informa D&B, una firma empresarial y proveedora que ofrece su servicio en tres ámbitos profesionales para informar sobre unas determinadas áreas: comercial, financiero y márketing publicó, a mediados de diciembre de este año, un informe relativo a la instauración de las recientes entidades privadas abiertas en España. El trabajo elaborado por Informa D&B está titulado como Estudio sobre la Demografía Empresarial.

Los datos que ofrece el estudio son positivos respecto al mismo período del año anterior. Una vez realizado y confeccionado el artículo de investigación, se concluye que, durante los meses de enero a noviembre de 2013, ha existido un aumento en el número de empresas constituidas. La cifra asciende a un total de 86.440 organizaciones nuevas. O lo que es lo mismo, creció un 6 por ciento más que en 2012. Un valor muy positivo que nadie esperaba que se obtuviera.

Pero, no todo iba a ser bueno y eficiente. Si incrementó la cantidad de este colectivo en un 6 por ciento, el capital que se invirtió en el mismo período que data del análisis anterior (enero a noviembre) se redujo y se contrajo en un 8 por ciento. Extrapolándolo a un guarismo numérico y económico, se concluyó que se destinó un total de 6.498 millones de euros menos que en 2012. El resultado final refleja una evolución positiva en la legitimidad jurídica de nuevas sociedades, pero la partida de gasto que han invertido es mucho menor de lo esperado.

Be the first to comment on "Cómo crear una empresa"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*