Cómo calcular el valor venal de un coche

El valor venal es el precio o el coste que tienen los bienes usados en el caso de que sean vendidos. Así, el valor venal de un coche hace referencia al precio que tiene en el mercado teniendo en cuenta factores como la antigüedad, su estado de desgaste o de conservación y la oferta y la demanda.

El valor venal lo determina un perito tras haber efectuado el estudio de mercado del vehículo. Se trata de un valor muy importante utilizado no solamente a la hora de poner en venta un coche, sino también para determinar el impuesto de transmisiones patrimoniales a la hora de venderlo o para calcular la indemnización que debe hacer una aseguradora cuando se ha producido un accidente quedando el vehículo en siniestro total.

Para vender un coche de segunda mano, por ejemplo, existen numerosas páginas web que calculan automáticamente el valor venal del vehículo. Para ello, es necesario aportar una serie de datos como la marca del vehículo, el tipo de motor, la matrícula, la fecha de matriculación o la cilindrada, entre otros.

No obstante, si se quiere hacer de manera seria y segura, lo mejor es acudir a la guía oficial que se publica anualmente en el Boletín Oficial del Estado (BOE). Se trata de una orden del Ministerio de Hacienda por la que se aprueban los precios medios de venta de vehículos y que permite calcular el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales, Sucesiones y Donaciones, entre otros.
La lista recoge los precios medios en el mercado no solo de los coches, sino también de motocicletas, automóviles todoterreno y embarcaciones de recreo, utilizando los datos que ofrecen las asociaciones de fabricantes y vendedores de vehículos.

Para calcular el valor venal de los coches, primero hay que buscar en las listas la marca y el modelo. A continuación, sobre el valor medio que aparece para dicho vehículo, se aplica el porcentaje que corresponde según sus años de utilización y actividad. Estos porcentajes también se encuentran publicados en una lista que aparece al final de la guía. Por ejemplo, para coches de dos a tres años de actividad, se aplicaría un porcentaje del 85% sobre el valor del vehículo. Por lo tanto si, según el BOE, el valor en el mercado de dicho vehículo es de 22.000 euros, al aplicarle el 84%, tendría un valor venal de 18.460 euros.

Leave a Reply

Your email address will not be published.