Cómo alquilar un piso

Existen muchas posibilidades para alquilar un piso en Madrid, Bilbao, Valencia, Barcelona, Málaga u otra ciudad que se encuentre en España. Hay miles de motivos para que un ciudadano prefiera vivir de alquiler que hipotecarse, durante toda su vida, en un apartamento. Imagínense, un joven decide mudarse de lugar durante unos años porque prefiere estudiar una carrera en la capital en vez de su ciudad natal. Y, también ha establecido que prefiere vivir en un piso alquilado que en una residencia o comprar una vivienda, en el que debería estar abonando todos los meses una cantidad fija o variable en el banco.

El primer paso que debe de realizar el estudiante es buscar, primero, la zona que desee vivir, y segundo, establecer un baremo de cuánto está dispuesto a pagar. Va a existir una cantidad máxima y, otra mínima, y a partir de este intervalo, el individuo se moverá. Esto es lo más lógico, pero también es común cifrar una cantidad fija. Una vez resuelto el primer problema. El próximo objetivo es rastrear el mercado para encontrar el piso perfecto. Se puede realizar de dos maneras.

Ojear los pisos físicamente, es decir, salir a la calle en busca de edificios que pongan cárteles como ‘disponible’, ‘se alquila’ o ‘se vende’. En muchas ocasiones, aparecerá un mensaje ‘razón de portería’. En otras palabras, el portero del edificio es quién toda la información. Es muy común, también, que debajo de estas frases impersonales aparezca un número de contacto para obtener información. La segunda manera es observar los pisos por Internet a través de páginas webs.

Una vez elegido el piso, la zona y el precio, el siguiente paso es quedar con el arrendador – es el individuo que ha puesto en venta o en alquiler el edificio -. Si el estudiante le ha gustado la casa y, finalmente, decide quedarse a vivir, tendrá que llegar a un acuerdo con el propietario del activo. Este es el momento que más precaución debe poner el nuevo arrendatario – es el inquilino que ha decidido mudarse-. Cualquier persona que decide vivir de alquiler en otro lugar, no solo debe de tener en cuenta el contrato, sino los requisitos que imponga el arrendador.

Aparte de abonar en una cuenta corriente la cantidad mensual del piso durante un período de tiempo, el arrendatario deberá abonar, al principio – en el primer mes-, una mayor cantidad de dinero. Esta opción suele variar en los arrendadores. En ocasiones,y en gran medida, suelen pedir que se pague un mes de fianza o dos meses, como mucho. ¿De qué depende? Legalmente, de un solo factor, si el piso está amueblado por completo, el inquilino deberá pagar dos meses de fianza. En caso contrario, solamente abonará una mensualidad. La fianza nunca debe de superar la cuantía del mes a pagar.

La situación económica del país no es fácil para nadie. Ni para las empresas, ciudadanos o empresarios. Muchas empresas no pagan a sus trabajadores, o lo que es lo mismo, no perciben un salario a final de mes trabajadores por varios motivos. Pues bien, ante este comportamiento inusual de las compañías se ha trasladado al arrendador, y para asegurarse al cien por cien de que el nuevo inquilino pagará a final de cada mes, ha decidido imponer un nuevo elemento, el aval bancario.

Esta nueva medida consiste en acudir al banco y presentar todas las nóminas donde uno trabaja -en el caso de un joven estudiante, los familiares serán quienes le avale- de los dos últimos años. Como muestra de confianza, el banco dará un papel al individuo señalando e informando de la solvencia económica de la familia. Sino hay una nómina, el banco no se hará cargo del aval. Es una cantidad de dinero guardada, artificialmente, en una cuenta corriente porque el individuo no tiene que abonar ningún dinero. Lo que sí hay que pagar son los intereses trimestrales del aval.
Cuando arrendador y arrendatario se ponen de acuerdo con todos los requisitos cumplidos y el contrato firmado, el inquilino disfrutará, personalmente, de su nueva vivienda.

Be the first to comment on "Cómo alquilar un piso"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*