Coleccionista de arte

Uno podría pensar que con la actual coyuntura económica el negocio de vender y comprar obras de arte no pasa por sus mejores momentos. La afirmación, sin dejar de ser cierta, quizás es un poco excesiva, teniendo en cuenta que el sector generó durante el año 2012 alrededor de 43.000 millones de euros, según el Informe de la Tefaf del mercado del arte de 2013. La cifra, a pesar de todos los ceros, supone un descenso del 7% con respecto a 2011 y un 30% menos en comparación a 2007, último año de apogeo y esplendor de este negocio, cuando se generaron 48.000 millones de euros.

Aunque Estados Unidos ha recuperado el primer puesto tras serle arrebatado en 2011 por China, tanto el país asiático como Brasil suponen serios aspirantes en la lucha por encabezar la cima de este ranking en el que lo más valorado no es tanto la belleza como su valor. Y eso, como todo, es tan relativo que, uno nunca sabe cuál puede ser el siguiente bombazo.

El informe, basado en datos de más de 400.000 organismos culturales, museos, galerías, particulares y casas de subastas, señala datos interesantes como la alta rentabilidad de todo el arte producido después de la Segunda Guerra Mundial, ya que “minimizan riesgos” y concentran el 43% del total del dinero manejado en ventas.

El descenso del volumen de ventas en China es el dato más llamativo del documento según los expertos, con un descenso del 24,6%  y unas ventas de 10.600 millones de euros. Un descenso que se ha producido por la “desaceleración en el crecimiento económico y las restricciones de liquidez” de la economía del país, sostiene la autora del informe, así como la “reducida cantidad de obras de arte de alta calidad y sus precios elevados”.

Estados Unidos concentra un 33% del total del negocio con 14.200 millones de euros. Le siguen China (25%) y Reino Unido (23%). Después, un gran abismo hasta el 5% de Francia o el 3% de Alemania. Hoy por hoy, el negocio del arte es cosa de tres potencias. En España, los datos aún son anecdóticos. Según datos del Instituto de Comercio Exterior, la venta de arte español creció un 13% en el último año y un 25% en tres años, siendo EE UU, Suiza y Brasil sus principales países compradores.

Por último, hay que tener en cuenta el interesante e ilegal universo del arte robado. Según ‘The New York Times’, la Interpol tiene un listado de 40.000 obras que han sido sustraídas mientras que el de Scotland Yard sube hasta las 57.500. La empresa privada británica Art Loss Register (Registro de Obras de Arte Desaparecidas) contabiliza hasta 350.000. Según Robert Wittman, miembro fundador del equipo de robo de arte del FBI en declaraciones a la BBC, el 90 por ciento de los robos de esta clase se realizan por individuos o grupos que, a pesar de ser lo bastante hábiles para sustraer las obras, luego no encuentran la forma de deshacerse de ellas y encontrar una forma de venderlas.

Be the first to comment on "Coleccionista de arte"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*