Centros financieros

Vivimos en un mundo cada vez más globalizado y modernizado. Todo gracias a la evolución de herramientas tan importantes como Internet o los dispositivos móviles, entre otros. Estos aparatos han cambiado la manera de vivir en la sociedad. Ya no actuamos como hace 15 años. Ahora pensamos de una manera más determinada. Nos movemos en un entorno diferente, donde prima una serie de actividades que en el pasado no existía. Estar conectado y pegado continuamente al smartphone es, hasta cierto punto, negativo para nosotros. No nos podemos separar de ellos. Es más, según estudios, los ciudadanos temen más perder el móvil que otros aparatos y materiales en teoría más importantes que un móvil.

Pero hay un aspecto que no ha cambiado en su importancia para el mundo entero. De hecho, es posible que incluso haya cobrado aún más importancia: la economía se ha globalizado de tal manera que un acto o acontecimiento en un país puede ocasionar un desastre en todas las bolsas del mundo y en otros mercados. Por ejemplo, lo que se está viviendo en Siria, las guerras y luchas internas, tiene consecuencias negativas para el mercado mundial del petróleo. La situación es muy convulsa en el territorio sirio y cada día resulta más complicado estudiar el suelo de la zona para descubrir petróleo. Se trata de una muestra de cómo una guerra en un lugar pequeño puede suponer graves pérdidas para las empresas más importantes.

Pues bien, imagínese si ocurre algo grave en alguno de los centros financieros más importantes del mundo. Como Estados Unidos. El país norteamericano se ha visto inmerso recientemente en una situación de incertidumbre y de dudas debido a la deuda que tenía que atajar el Gobierno de Obama. En el caso de que republicanos y demócratas no hubiesen llegado a un acuerdo sobre el techo de la deuda las bolsas habrían caído a niveles insospechados. Al tratarse uno de los centros financieros más importantes del mundo, el efecto contagio habría sido instantáneo, con las consiguientes pérdidas millonarias en el resto del mundo.

Por suerte o por desgracia es como funciona el mundo actualmente. Todo depende de las consecuencias de un acto concreto en un momento concreto en un país concreto.

Pero, además del estadounidense, existen otros países cuya actividad afecta en buena medida al resto de las economías mundiales. La mayoría se encuentra en Europa, pero no necesariamente en la Unión Europea. Zurich y Ginebra (Suiza) son los centros financieros más importantes ajenos al club de los 28. Frankfurt es el punto neurálgico de la Unión Europea, donde más cantidad de dinero se mueve en este continente. Londres también se encuentra entre los centros financieros más importantes del mundo.

Asia no se queda atrás, y zonas como Seúl (Corea del Sur), Hong Kong, Tokyo (Japón) o Singapur son los lugares más ricos de la zona. Cuatro espacios que miden la economía mundial de Asia. Son los encargados de competir con el mercado europeo o estadounidense. En este último es importante mencionar la reciente pujanza del centro financiero de Boston.

Estos son los diez lugares más importantes del mundo del sector financiero. Donde más dinero y liquidez se mueve. Si ocurre algo, sea para bien o para mal, en uno de estos lugares, la economía mundial se verá afectada. Para bien o para mal.

Be the first to comment on "Centros financieros"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*