Bolsa de valores

Sin duda, para jugar a la Bolsa no hacen falta unos requisitos especiales. En principio, y como base, basta con saber las cuatro operaciones fundamentales (sumar, restar, multiplicar y dividir), tener algo de efectivo y, en los tiempos que corren, saber navegar por Internet. A partir de ahí, tan fácil como comprender que lo que se debe hacer es poner el dinero a trabajar, es decir, emplear una cierta cantidad de capital durante un periodo de tiempo con el objetivo de conseguir ganancias.

El resto del juego depende de las empresas. Son ellas las que acuden a la bolsa en busca de capital con el objetivo de crecer. Allí, en el parqué, permiten que los que desean invertir compren acciones de la empresa bajo la promesa de que, según la compañía crezca, el inversor reciba sus correspondientes dividendos, en parte ganados gracias a la confianza o a las previsiones de crecimientos que ofrece la citada empresa.

El bucle se cierra cuando el inversor contrata los servicios de un bróker o intermediario, ya sea empresa o asesor independiente, que es especialista en el mercado de inversiones. El bróker analiza el mercado, lo estudia y es capaz de asesorar sobre dónde se debe colocar el capital a invertir. Como intermediario profesional autorizado, puede ejecutar las operaciones que le indican sus clientes y, a cambio, percibe una comisión.

A partir de ahí, por supuesto, cabe hacerse la eterna pregunta: ¿es posible ganar dinero en la bolsa? La respuesta debe ser siempre afirmativa, pero cualquier experto es capaz de orientar al profano en cuáles son las condiciones en la que se van a producir dichas ganancias. En primer lugar, que nadie espere ganar mucho dinero en muy poco tiempo. Suele ser un error común entre los principiantes y que, en la mayoría de las ocasiones, solo conlleva la pérdida del capital.

En segundo lugar, se debe apuntar que para ganar dinero en la bolsa es necesario tener un profundo conocimiento de lo que está sucediendo en el mercado. No se trata de un juego de azar, sino de saber dónde se va a invertir el dinero (tipo de empresa, historial, capacidad de crecimiento…) y en qué condiciones (situación económica y política del país en el que está radicada la empresa).

Además, se debe tener cierta prudencia. Es decir, no conviene depositar todos los huevos en la misma cesta, invertir todo el dinero en un solo negocio. La diversificación es una de las garantías de poder obtener dividendos o, como poco, de compensar las posibles pérdidas que se produzcan en algunas inversiones. También resulta conveniente invertir poco a poco, con prudencia y, sobre todo, con paciencia, pues las acciones pueden bajar en un momento determinado y subir al día siguiente.

Son algunos de los consejos que permiten ganar dinero en la bolsa de valores, que, a pesar de la imagen ofrecida por los medios o las películas, donde se reflejan negocios de grandes cantidades en muy poco tiempo, en realidad se configura como una carrera de fondo.

Be the first to comment on "Bolsa de valores"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*