Autoescuelas

Ya no hay dinero ni para sacarse el carné de conducir. La crisis económica ha vaciado las aulas de las autoescuelas, bajado los precios de las clases y de las matrículas y marcado el descenso de la obtención del carné de conducir.

Según los datos de la Dirección General de Tráfico (DGT), la expedición de los diferentes permisos y licencias de conducción se ha reducido a la mitad entre los años 2008 y 2012. Así, en 2008, el número de licencias expedidas por la DGT ascendió a 1.360.940 millones, mientras que en 2012 apenas se alcanzaron los 708.854. Un total de más de 650.000 permisos que culminó en el año 2012 tras registrar constantes descensos a lo largo de cuatro años.

La consecuencia inevitable de una menor demanda en la obtención del carné de conducir es el despido de profesores y directores de autoescuela. Lejos quedan los tiempos en los que se anunciaba el profesor de autoescuela como una profesión en la que no había paro y se intentaban captar a nuevos profesionales que decidieran realizar los cursos de acceso al oficio. De hecho, en 2012, un total de 3.504 profesores y 1.707 directores de autoescuela perdieron su empleo. Los que consiguen sobrevivir en el sector, lo hacen a costa de reducciones en sus salarios y, sobre todo, en el porcentaje que se llevan por cada clase impartida.

La baja demanda existente para la obtención del carné de conducir B, el que permite conducir turismos, ha hecho que las autoescuelas busquen clientes de dos formas distintas. Por un lado, bajando los precios a cantidades casi impensables tan solo hace cinco años. En este sentido, las clases prácticas de conducción cuestan entre 24 y 28 euros por 45 minutos.

Por otro lado, las autoescuelas están incidiendo en los permisos de conducción especializados y profesionales. Así, se ha incrementado un 20% la demanda de permisos especiales, como los que posibilitan el manejo de motocicletas (imprescindible para optar a las oposiciones a policía) o camiones (solicitado en las oposiciones a bomberos, además de la impartición de los cursos profesionales para conducir camiones y autobuses.

Desde la Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE), asociación que agrupa al 90% del sector, se afirma que empieza a aumentar el número de alumnos que han superado la parte teórica del examen de conducir y que no están continuando con las clases prácticas debido a la falta de recursos económicos. También determinadas autoescuelas han empezado a detectar que se están haciendo prácticas de conducción con vehículos particulares, acompañados de familiares y amigos, y que muchos alumnos acuden a la autoescuela afirmando que ya han dado algunas clases.

Por supuesto, también está la opción de conducir sin tener el preceptivo carné, tras realizar prácticas en vehículos particulares. Sirva como ejemplo que, en 2011, solo en la Comunidad Valenciana se detuvieron a 1.236 conductores al frente de un vehículo sin la licencia correspondiente.

Be the first to comment on "Autoescuelas"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*