Aprender a invertir en bolsa

Para muchos, hablar de la bolsa significa invertir para ganar. Lo cierto es que la actividad bursátil implica también unos gastos que, por supuesto, les corresponde asumir tanto al comprador como al vendedor.

En líneas generales, existen tres costes importantes que todo inversor debe conocer para realizar operaciones en la bolsa española. El primero de ellos son los corretajes, denominación para las comisiones que hay que pagar al corredor de bolsa (bróker) que se haya contratado por ejecutar las órdenes de compra o venta. Es decir, es el coste que hay que pagar por la intermediación y, por lo general, es un porcentaje sobre el importe en efectivo de la operación.

Además, hay que contar con los cánones de bolsa y que son la comisión que se paga a las instituciones bursátiles. En el caso de España, hay que pagar a la Bolsa y Mercados Españoles (BME), que es el operador de todos los mercados de valores y sistemas financieros en España, o a la Sociedad Rectora de la Bolsa (sea de Madrid, Barcelona, Bilbao o Valencia). Esta comisión es una escala por tramos (por ejemplo, hasta 300 euros se paga 1,10 euros) y por operación y se aplica también a la compra y a la venta.

La Sociedad Rectora de la Bolsa de Valores de Madrid tiene definidos siete cánones que son Canon por operaciones, Canon de admisión de valores a negociación, Canon de permanencia en la cotización, Canon por miembro de la Bolsa de Valores, Canon de tramitación de operaciones de exclusión de negociación, Canon de publicación de transmisiones extrabursátiles del artículo 36 de la Ley del Mercado de Valores y de valores objeto de prenda o usufructo, y Canon especial fijo por operaciones de Deuda Pública Anotada.

Por último, hay que asumir el pago de comisiones por administración y custodia. Es un pago que se realiza a las sociedades y a las agencias de valores (es decir, a los intermediarios financieros de las operaciones autorizadas por el Ministerio de Economía) precisamente por gestionar y custodiar los títulos valores.

Esta liquidación es generalmente trimestral tanto para el depositario por concepto de custodia y se paga por valor y mes, como para la Sociedad Rectora de Bolsas que tributa por concepto de transacción y paga por operación de compra y de venta.

Be the first to comment on "Aprender a invertir en bolsa"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*