Altos directivos

Por todo el mundo es sabido que el director y la Junta Directiva de una empresa cobra un sueldo mayor que el de un trabajador, dando igual, el tiempo que lleve en la compañía. Puede haber sido contratado el día antes de empezar su nueva vida laboral que un operario empleado con veinte años de experiencia. Es imposible que superen la remuneración económica que los altos cargos perciben mensualmente y, ni siquiera, cabe la opción de igualar o de aproximarse al salario entre un directivo y un asalariado.

La jerarquía es la que determina la posición entre unos y otros. Cuanto más alto sea el cargo que una persona posea en una sociedad, mayor será la retribución salarial que perciba. Los estudios de un individuo, los conocimientos previos que atesora a un puesto de trabajo de características similares, el grado de desenvolvimiento que ha ido logrando durante su vida y otra serie de aptitudes que se necesita para ejecutar las actividades de riesgo en un oficio de un rango alto.

El salario que ingresa un trabajador normal, es decir, aquel que no ocupa un puesto privilegiado en la empresa y la remuneración que obtiene aquel que sí está integrado en este departamento varía en un gran porcentaje. Dependiendo del país y la zona que se estudie, la diferencia va de más a menos.

La Federación Estadounidense del Trabajo y Congreso de Organizaciones Industriales (AFL-CIO) es un grupo de 54 sindicatos obreros de Estados Unidos que representan a más de 10 millones de trabajadores del país. Elaboró un informe, seleccionado posteriormente por la agencia Bloomberg, revelando las diferencias salariales que existían entre un alto ejecutivo de una compañía y un operario. Estudió la variación de salario entre el director de una empresa (en teoría, es el que más cobra) y el empleado que menos ingresos recibe.

El análisis tiene una estructura piramidal. Se estudia la remuneración más alta de una entidad y, a partir de ahí, la investigación va disminuyendo hasta conseguir el ingreso más bajo.

Es en Estados Unidos donde la diferencia entre unos y otros es considerable. El sueldo medio de un ejecutivo que está ubicado en la alta cúpula de una empresa cobra de media 9.074.277 euros, mientras que los ingresos medios anuales del resto de los trabajadores se sitúa en 25.640 euros. La diferencia real entre ambos grupos es de un 354%. La proporción en Canadá es muy alta, también, pero la diferencia es menor. Un alto ejecutivo cobra, de media, en el territorio canadiense un total de 6.450.038 euros. El sueldo medio anual contemplado para un asalariado normal es de 31.270 euros.

En Europa existe, igualmente, estas desigualdades económicas entre estos dos colectivos. Suiza y Alemania son las potencias de la Unión Europea donde hay una disparidad mayor. Una variación de l48% y del 147%, respectivamente. Los altos cargos suizos cobran rentas millonarias. 5.510.509 euros anuales, en contra, el otro sector ingresan 29.765 euros. En Alemania, la diferencia es mínima. 4.375.591 euros es lo que perciben, de media, la cúpula directiva.

Los empleados germanos cobran un total de 25.449 euros. España es el tercer país de la Unión Europea donde no existe la semejanza. Si el límite porcentual es el número 100, sobrepasa la frontera en 27 puntos de más (127%). La suma total de un operario español asciende a 25.449 euros. La cantidad anual de un ejecutivo se sitúa en 3.265.209 euros.

El porcentaje va reduciéndose, a medida, que los analistas investigaron las economías de otros países. En Francia, por ejemplo, la diferencia es del 104% y en Reino Unido, la desigualdad no supera la barrera de los cien puntos. La cifra final se situó al 84%.

Be the first to comment on "Altos directivos"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*