Alquiler de películas online

La subida del IVA ha encarecido tanto las entradas del cine que es casi imposible acercarse con asiduidad a las salas. Sus precios oscilan entre los 8 y los 10 euros por persona y con la crisis pocos se lo pueden permitir. Por eso existía de manera generalizada, aunque fuera ilegal, el visionado de películas a través de páginas como Megaupload. Esta página echó el cierre hace un año y ahora parece que hay pocas soluciones para no desembolsar grandes cantidades de dinero por ver una película. Por fortuna para los amantes del cine todavía hay una forma de ver películas en el salón de casa por un precio razonable.

Hace no tantos años todos disponíamos de un carnet de socio del videoclub de nuestro barrio. El videoclub era ese establecimiento al que acudíamos una vez por semana para alquilar una película en casa con los amigos o la familia. Un negocio que con la piratería e Internet ha perdido mucha presencia. Los tiempos cambian y hay que saber avanzar con los tiempos. Ahora para alquilar una película no tenemos ni que salir a la calle, basta con tener conexión a Internet y conocer una página fiable. Cada marca ha creado su propio sistema de alquiler, por ejemplo Apple o Samsung e incluso existen videoclubs online para ver las películas en formato pay per view, es decir, pago por visionado.

Se ha abierto un nuevo mercado que compite por atraer a millones de usuarios para que disfruten del cine en casa por un bajo coste. A través de las distintas páginas se accede a un catálogo desde el que se puede seleccionar la película que se quiera ver. Se puede buscar por título, director, género o actores. Una vez decidido el usuario elige la que quiera ver, abona su importe que por lo general no asciende a más de 6 euros y ya puede disfrutar del cine en casa.

Incluso las cadenas de televisión trabajan con un videoclub online para alquilar películas. Los títulos que hayan emitido previamente en sus cadenas posteriormente los suben a sus páginas web y los ofrecen por un módico precio, entre 3 y 5 euros, para que los usuarios puedan disfrutar de la película las veces que lo deseen. Es una buena forma de rentabilizar los altos costes de compra que suponen ciertos títulos para emitirlos en televisión.

Por lo general el usuario debe hacerse socio de la página para poder alquilar una película, pero sale muy rentable porque suelen permitir verla las veces que quieran en un periodo de 48 horas. Aunque los hábitos han cambiado los gustos no lo han hecho, por eso el cine continúa siendo uno de los hobbies favoritos de la sociedad. Ahora no necesitan vestirse y bajar hasta ningún establecimiento pero la rutina es la misma: Elegir entre cientos de títulos, sentarse en el sofá y hacer palomitas para poder disfrutar de la película escogida.

Be the first to comment on "Alquiler de películas online"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*